Nacho ya suma más minutos que toda la temporada pasada. ¿Será el siguiente ‘one club man’ del Real Madrid?

Como cada verano desde hace varios, Nacho puso a un lado las ofertas que le llegaron y al otro la posibilidad de seguir en el Madrid. Su medida no era equilibrada, porque el lado de seguir de blanco siempre tendrá ventaja para el canterano. Su decisión, una vez más, fue la de quedarse en su casa. Sabía la situación a la que se enfrentaba, que venía de una temporada en la que apenas había jugado. Pero le dio igual. “Yo esperaba jugar un día un partido con el Madrid y llevo casi 200. Soy feliz, estoy donde quiero estar. Yo no esperaba más. Peleo por el club en el que esperaba y quería estar. No me cambiaría por nadie. Cada verano llegan ofertas, pero repito que soy feliz. Claro que me hubiera gustado jugar más, es así, pero yo soñaba con jugar en este equipo”, explicó en Kiev.

El caso es que Nacho ya ha jugado más minutos que la temporada pasada. Con los 90 del Sánchez-Pijzuán, esa cuenta va ya por 685 repartidos en 10 partidos; en la 2019-20 jugó 12 menos en los solo ocho partidos que disputó. Pero eso no es lo más relevante. A pesar de haber estado lesionado el central del Madrid encadena cinco titularidades seguidas a causa de la lesión de Sergio Ramos. En su carrera en la casa blanca la temporada que más partidos encadenó como titular fue en la 2016-17. Entonces, una lesión de Varane hizo que Zidane diera la titularidad a Nacho en el eje de la zaga en un mes clave, el de abril. Esa campaña acabó con Liga y Champions en el museo blanco.

Camino de los 31 años (18 de enero), la posibilidad de que Nacho complete su carrera en el Madrid crece. Su intención ha quedado clara por más ofertas que le han llegado. Y lo que sucede en el campo ha dejado claro que para Zidane, Nacho anda varios pasos por delante de Militao. El brasileño, a cambio de 50 millones de euros, llegó en una operación que empujaba a Nacho la salida.

Año y medio después, la situación ha vuelto a como estaba antes de llegar Militao. Nacho es el tercer central. Ya se acerca a los partidos jugados por el brasileño (23 por 18) y los minutos (1.693 por 1.358), pero con una diferencia: siete derrotas del Madrid con Militao por cuatro con Nacho. Por eso Zidane ha tirado del canterano ante la ausencia de Ramos.

¿Quiénes son los one club man del Madrid?

Ampliado su contrato hasta 2022, lo acabará camino de los 33 años, no es una locura pensar que Nacho entre en el selecto club de jugadores que no han defendido otra camiseta que la del Real Madrid. Llegó a la casa blanca hace casi dos décadas, en 2001, para iniciar una carrera que le llevó hasta el primer equipo el 23 de abril de 2011, de la mano de Mourinho. En esos ya casi 10 año, Nacho ha conquistado cosas que nunca imagino, 16 títulos, entre ellos cuatro Champions.

Lo que intenta Nacho solo tiene dos precedentes en su club. Sanchís y Chendo. Hay otros futbolistas que suelen aparecer en esta lista, pero…

Camacho es una institución del Real Madrid, una entidad a la que llegó en el invierno de 1973. El Castilla fichaba a un chico que en junio iba a cumplir 18 años. Pero antes de que su vida cambiara para siempre, Camacho jugó cuatro partidos con la primera plantilla del Albacete, que estaba en Primera Regional. Fueron 294 minutos repartidos contra Español de San Vicente, Imperial de Murcia, La Unión y Torre Pacheco. En el Albacete jugaba su hermano Pedro, de portero. Antes de que terminara la temporada 1972-73, Luis Molowny le dio paso en el primer equipo del Madrid. Arrancaba la leyenda.

Zarraga forma parte de la epopeya de las cinco Copas de Europa del Real Madrid, toda una leyenda entre los jugadores que han vestido la camiseta blanca. Sin embargo, la blanca no es la única camiseta de un primer equipo que defendió este vizcaíno que llevó a Valdano al Alavés. Con 18 años el Arenas de Guecho, el equipo de su tierra natal, le subió a al primera plantilla, que estaba en Tercera. Jugó el 8-2 en Copa del 6 de enero de 1949, en diecisesavos de final.

Grosso estuvo cedido unos meses en el Atlético de Madrid, que sirvieron para salvar a los rojiblancos. Decir Grosso es decir madridismo. Hizo historia con el Real Madrid, pero empezó a despuntar en un Atlético que se iba a Segunda y que al no encontrar refuerzos por falta de dinero pidió al Madrid a un chico que despuntaba en el Plus Ultra, el entonces filial del Madrid. Pese a no verlo claro en un principio, el Madrid acepta una cesión para Grosso, que había marcado ya 13 goles en 15 partidos en el filial. El madridista marca en su debut y con él empieza una buena racha de los rojiblancos para lograr la salvación ya que acaban séptimos. Su regreso fue inmediato a la casa blanca.

GROSSO MARCA EL GOL DEL ATLETICO ANTE EL PORTERO DEL ESPANYOL

Y Santiago Bernabéu también cambió de acera para vestirse de rojo y blanco durante una temporada. Es el alma de Madrid, el hombre sin el que es imposible entender lo que es el club. Sin embargo, en su etapa de jugador, dicen que por un enfado con la directiva blanca, se marchó al eterno rival. También había algo de echar una mano a un gran amigo suyo, Julián Ruete. El traspaso fue un lío jurídico y no hay registro de partidos oficiales con el Atlético, sí de amistoso. En ese año, 1921, jugó al lado de Monchín Triana, ídolo y amigo al que se llevó luego al Madrid y que moriría fusilado en Paracuellos.

fuente: marca.com/

2 thoughts on “Nacho ya suma más minutos que toda la temporada pasada. ¿Será el siguiente ‘one club man’ del Real Madrid?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

error: Content is protected !!